La penicilina: orígenes y uso en nuestros días

La penicilina: orígenes y uso en nuestros días

La penicilina fue el primer antibiótico que se conocen en la historia de la humanidad  y también uno de los más extendidos por el mundo. Su creador fue Alexander Fleming . Este científico británico fue el primero en descubrir los usos de la penicilina como antibiótico para tratar y curar enfermedades infecciosas provocadas por las bacterias.

Esto le permitió ganar un premio Nobel.  Gracias a los antibióticos que se desarrollaron a base de la penicilina, muchas vidas pudieron ser salvadas. Podemos decir por tanto, que la penicilina fue el descubrimiento más grande de la historia.

Orígenes de la penicilina

Orígenes de la penicilina

Alexander Fleming descubrió, junto con otro grupo de científicos médicos de manera casual la penicilina. Quién les iba a decir a Alexander Fleming y a su equipo que la mañana del 28 de septiembre de 1928, investigando, como cualquier otro día en ese sótano del laboratorio del Hospital St. Mary de Londres, estudiando cultivos de bacterias, descubrirían el que sería el invento más grande de la historia y que les llevaría a ganar el premio Nobel de medicina en 1945.

Fleming se encontraba, en esos momentos, realizando otro tipo de estudios. La suerte o el destino, quisieron que, por despiste dejara la muestra de su estudio junto a una ventana abierta por más de un mes. A su regreso, su experimento se había contaminado con una especie de moho.

Podía haberlo tirado a la basura, pero su curiosidad le hizo investigar, qué era ese moho que había conseguido matar las bacterias de su experimiento. Y este moho era en efecto el hongo de Penicillium. Las conclusiones de su estudio le llevaron a poder afirmar que el Penicillium eliminaba las mortales bacterias Staphylococcus.

Aunque al seguir investigando tuvo sus serias dudas de que pudiese emplearse para curar a seres humanos, sus compañeros de universidad, le ayudaron a terminar las investigaciones, pruebas y ensayos clínicos que le darían la seguridad de que su descubrimiento era algo revolucionario que ayudaría a la humanidad.

Tras ser utilizado en las primeras personas, el uso de la penicilina como antibiótico fue todo un éxito que ha salvado muchísimas vidas hasta el día de hoy.

¿Qué son las penicilinas?

¿Qué son las penicilinas?

Las penicilinas son un conjunto de antibióticos capaces de eliminar las bacterias causantes de infecciones en el cuerpo del ser humano. Creados a partir de un hongo (Penicillium), sirven para prevenir infecciones bacterianas, sobre todo las que provocan las bacterias positivas de Gram.

Como ya hemos dicho antes, las penicilinas son uno de los primero antibióticos usados en la historia para el tratamiento de infecciones, pero también de otro tipo de enfermedades. Hoy en día aún se utilizan. Por supuesto, no todas las penicilinas son iguales y por eso no todas funcionan para combatir el mismo tipo de bacterias.

Tipos de penicilinas

Dependiendo del tipo de bacteria que se quiera tratar, existen diferentes tipos de penicilinas. Las penicilinas se dividen en penicilina G y V. De estas se obtienen los diferentes tipos de antibióticos. La manera de administrar estos antibióticos suele ser por via oral o parenteral.

Es recomendable tomarlos media hora antes de comer o dos horas después de haber comido. Quizá el nombre de algunas de ellas te suene, ya que es muy común recetar este tipo de medicamentos cuando se está con fiebre, gripe etc. Entre los tipos de penicilinas encontramos:

  • Ampicilina
  • Amoxicilina
  • Flucloxacilina
  • Fenoximetilpencilina

¿Puede todo el mundo tomar penicilina?

Como todo en esta vida, la respuesta es no. No todo el mundo puede tomar penicilina en el tratamiento de enfermedades bacterianas. El motivo por el cual no todo el mundo puede tomar penicilina es porque, existe gente que es alérgica. Se estima que un 10% de la población es alérgica.

Síntomas de alergia a la penicilina

Los síntomas a una reacción alérgica a la penicilina no se hacen de esperar mucho tiempo. Se producen en menos de una hora de haber consumido la penicilina. Aunque este tipo de reacción puede ocurrirles también a paciente que, anteriormente han tomado penicilina y que nunca habían tenido problemas. Por eso vamos a contarte qué síntomas causa una alergia a la penicilina para que puedas identificarlos y en caso de que te pase poder acudir a tu centro de salud:

  • Aparición de ronchas (urticaria), enrojecimiento de la piel con inflamación y picazón.
  • Inflamación, generalmente del rosto y las extremidades (manos y pies)
  • En casos muy extremos pueden producirse las siguientes reacciones:
  • Anafilaxia (reacción alérgica muy grave en todo el cuerpo)
  • Inflamación de lengua, garganta y labios
  • Dificultades respiratorias, tos, opresión en el pecho y silbidos
  • Mareos e incluso pérdida de consciencia

Cómo tratar la alergia a la penicilina

Cómo tratar la alergia a la penicilina

Estos síntomas deben ser tratados de manera rápida con epinefrina. Este autoinyector puede estar disponible en la sala de emergencias de cualquier centro de salud. Si lo síntomas son muy graves, puede tratarse posteriormente con albuterol para terminar de paliar los síntomas respiratorios. Lo más importante es acudir a tu centro de salud lo antes posible.

Aunque debes informar a tu médico que eres alérgico a la penicilina, y en teoría en tu historial médico debe constar si lo eres. A partir del momento en el que has presentado síntomas de alergia debes hacérselo saber a tu médico para que te mande otro tipo de tratamiento.

En Farmacia Medina te informamos si el medicamento que te han mandado contiene o no penicilina, igualmente siempre te recomendamos que cuentes a tu médico o especialista cualquier tipo de alergia con el fin de no tener problemas futuros.

Una alergia de este tipo no es ninguna tontería. Aunque como hemos visto la mayoría de sus efectos son los habituales de una reacción alérgica, puede llegar a ser muy peligroso para aquellas personas que son altamente alérgicas. Hay diferentes tipos de antibióticos, por lo que tu médico no tendrá ningún problema en encontrar una alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *